¡por fin podemos salir otra vez!

Me alegra que estés aquí otra vez leyendo mi blog! Normalmente, escribo sobre todas las aventuras que vivo en Barcelona mientras me dedico a lanzar mi marca de bolsos en el mercado español, pero la verdad es que, hoy por hoy, no me sucede nada extraordinario debido al confinamiento… Aparte de salir al supermercado, no se puede hacer gran cosa. De hecho, hacer la compra ha sido, durante mucho tiempo, lo más emocionante de la semana. Si bien la experiencia de comprar se ha vuelto muy diferente: te plantas en el súper y sientes la presión… ¡debes hacerlo lo más rápido posible! No es como antes, cuando podías tomarte tu tiempo, caminar con calma por los pasillos de los chocolates o las legumbres… Ahora hay que ir al grano. Afortunadamente, sí que sigue habiendo muchas aventuras en el mundo virtual, el entorno en el que me muevo con All-time Favourites. Puede que un montón de cosas hayan cambiado, pero también tenemos la suerte de que muchas otras continúan con la normalidad de siempre.

Porque, como tú, muchas chicas en España están encontrando la forma de llegar a nuestra tienda online. ¡Y esto es lo mejor que podría pasar! Cada vez que entra un pedido español, compruebo en el Google maps dónde vive la compradora en España. (gracias a esto, estoy aprendiendo mucho sobre geografía española). Las clientas de nuestra web no sólo provienen de las grandes ciudades, las hay de todas partes: del sur y del norte del país; desde Baleares hasta las frontera con Portugal. Me hace muy feliz comprobar que mi marca aquí también está gustando. Y, entre tanto, no deja de sorprenderme que, en mi país, donde llevo diez años trabajando con mis bolsos, aún haya muchas mujeres que cada día descubren mi marca y dedicen apostar por ella. A veces pienso que todas las holandesas conocen ATF, pero esto, obviamente, no es verdad. Así que en Holanda seguimos trabajando para darnos a conocer entre todas aquellas mujeres que conforman nuestro target.

Y bien, tras cincuenta días de confinamiento total, por fin está permitido caminar y correr unas pocas horas al día. Madre mía… ¡nunca pensé que esto me haría tan feliz! Espero que esto sea un paso adelante hacia nuestras “antiguas vidas”. Aunque seguro que aún nos queda un ratito… En cualquier caso, el hecho de ir recuperando poco a poco nuestra normalidad sienta muy bien. El siguiente paso aquí en Barcelona será pasar a la fase 1. Así que, en las próximas semanas, iremos añadiendo de forma progresiva una pizca más de libertad a nuestras vidas.

Si hace tres meses alguien me hubiera dicho que no iba a poder salir de mi casa en cincuenta días, ni siquiera para dar un paseo, ¡no le hubiera creído en absoluto! ¡Y también hubiera pensado que soy incapaz de sobrevivir a tal situación! ¡Y mírame, míranos! Todas hemos sobrevivido. No ha sido fácil ni hemos estado de buen humor todos los días, pero hemos aprobado… ¡y con nota! Juntas hemos podido lograrlo. Juntas estamos de camino hacia unas soleadas vacaciones (ojalá podamos volar a las islas y tumbarnos en la playa). Juntas llegaremos a la meta. ¡Y juntas, también, salvaremos el verano!

¡Que sigáis así de bien, chicas! ¡Muchos besos desde Barcelona!

Anne